#GivingTuesday 2020

En 2018, un grupo de comadres nos comenzamos a reunir compartiendo nuestras historias como inmigrantes en este país, desde el acompañamiento decidimos organizar nuestra rabia escribiendo nuestros pensares y sentires, así nació la Colectiva Comadre Luna. 

En 2019, publicamos nuestra primera revista impresa Comadre Luna, buscando comenzar a tejer una red de empatía y complicidades. Comenzamos a facilitar espacios de Cuidados Colectivos, utilizando medicina de hierbas medicinales, arte a través de collages y círculos para compartir nuestras historias. Sabiéndonos cansadas, decidimos priorizar nuestras necesidades en estos espacios, brindamos alimento y cuidados para la crianza para que cada participante pudiese disfrutarse y sentirse cuidada. Poco a poco en los espacios convergemos en historias de violencia y lucha. En nuestras historias de resiliencia y a través de los cuidados colectivos nos abrazamos.

Empezamos 2020, con un encuentro para celebrar a las Mujeres Luchadoras el 8 de Marzo, sin saber que este encuentro sería nuestra oportunidad para abrazarnos, compartimos, celebramos, una pausa antes de la tormenta.

Este año no pusimos un freno a nuestro trabajo, al contrario, redoblamos esfuerzos para tejer las redes de apoyo y contención ante la ansiedad e incertidumbre. En 2020, nos hemos dedicado a escribir, grabar, contar, dibujar, conectarnos, sudar, fortalecernos, llorar y cuidarnos. Desde los PODCAST La Canasta que entrega recursos en español para la comunidad inmigrante, hasta La Cacerola que cuenta las historias de racismo institucional que nos afectan día a día en nuestras comunidades. Lentas pero avanzando hemos construido con muchos cuidados y esfuerzos la casa virtual de Comadre Luna.

En 2020, hemos formado un equipo de comadres para tejer estas redes, inmersas en el ejercicio de las economías feministas, y con los cuidados colectivos para la sustentabilidad. Estamos comprometidas a continuar extendiendo los espacios de sanación colectiva, compartiendo estrategias para la crianza sostenible, y la dignidad para nuestros cuerpos. 

Te compartimos nuestra historia hoy en nuestra campaña por recaudación de fondos que apoyen a la sustentabilidad de esta colectiva. Tu ayuda contribuye como parte de los cultivos colectivos. Cada aporte significa una semilla que germinará y florecerá para brindar fortaleza a este espacio de creación colectiva. También puedes apoyarnos compartiendo este mensaje con tu comunidad.

¡Desde la sororidad las miembras de Comadre Luna les agradecemos su apoyo!

Puedes APORTAR UNA DONACIÓN A COMADRE LUNA.